Pulgones, como liberar a las plantas de estos insectos.
Plagas en Jardines, Huertas y Frutales

Pulgones, como liberar a las plantas de estos insectos.

  • Eco y Ambiente, Insecticida Ecológico Por Fin, tierra de diatomeas

  • noviembre 29, 2012

  • 0 comentarios

Existen cuantiosas especies de áfidos comúnmente llamados Pulgones, dentro de ellas una gran cantidad son consideradas plagas para los cultivos forestales y agrícolas.

El pulgón posee en su aparato bucal un estilete que le permite perforar el tejido epidérmico de las plantas para luego succionar la savia vegetal.

Esta práctica alimentaria es la causa de su carácter fitopatógeno, es decir que provoca enfermedades en las plantas, creando disturbios en el metabolismo celular, causadas por la secreción de toxinas, enzimas y otras sustancias y por la ingestión de los nutrientes de las células; también produce un atraso en el crecimiento debido al parasitismo que realizan, además actúan como portador de virus o parásitos.

Por ejemplo: hay algunas enfermedades fúngicas, sobre todo en el caso de los fresales y los frambuesos, que se propagan a través de las partes bucales de los pulgones en su paso de una planta a otra.

Son muchas las especies de pulgones que habitan en los jardines y pocas las plantas que se libran de ellos, por lo general, las plantas atacadas ven alterado su desarrollo normal con la aparición de hojas deformadas en mayor o menor medida.

El frente de las mismas adquiere una textura pegajosa a raíz del mielato (jugo pegajoso rico en azúcar) que segregan los pulgones, el cual constituye un excelente transmisor del hongo negrilla (Fumagina), sobre todo en ambientes húmedos.

Hay pulgones de color verde, rosa, amarillo, marrón, negro y de un gris blanquecino y de aproximadamente 2mm de longitud, aunque algunas especies alcanzan hasta 6mm.

Esta es una plaga que acomete durante la primavera y el verano y que se ve favorecida por la sequedad ambiental.

Pulgones

ALGUNAS ESPECIES DE PULGONES

PULGON LANIGERO

Síntomas: en la corteza de los manzanos de cultivo y ornamentales, Espinos de fuego (Pyracantha) y Cotoneaster, surge en verano una sustancia cerosa y vellosa de color blanco parecida al algodón, segregada por unos pulgones de color púrpura de 1,5mm de longitud, en invierno permanece en las raíces, entre mediados y finales de la primavera frecuentan las ramas, principalmente sobre las heridas provocadas por la poda y las grietas de la corteza más vieja. En pleno verano, se trasladan a las ramas más jóvenes, donde provocan la formación de unas protuberancias blandas que suelen agrietarse con las heladas, provocando heridas por donde se puede contraer, por ej. el chancro del manzano.

Causa: es un pulgón (Eriosoma lanigerum) succionador de savia que a diferencia de la mayoría de los pulgones, pasa el invierno en estado ya larvario bajo la corteza suelta y no dentro del huevo.

Control: se debe realizar un control para detectar tempranamente la presencia del pulgón a comienzo de la primavera, de ser positivo, se debe en nuestro caso, espolvorear o pulverizar con insecticida ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas, este paso es muy importante para frenar el avance ya que la mayor conglomeración se dará a finales del verano y será muy difícil de erradicar.

Pulgón Lanigero

PULGON DE LAS RAICES

Síntomas: las plantas atacadas tienden a debilitarse y es fácil que se marchiten en los días soleados. Los pulgones de entre 2 y 3mm de longitud suelen ser de un color crema, aunque a veces son de una tonalidad verde entre las raíces o en la base de los tallos de las plantas huésped. A menudo segregan una sustancia cerosa de color blanco, tanto harinosa como vellosa, que confiere a las raíces infestadas y a la tierra anexa un revestimiento blanquecino.

Causa: son varias las especies de pulgones de las raíces que pueden darse en un jardín, como por ej.: Aphis sambuci (clavelinas), Dysaphis crataegi (zanahoria) Maculolachnus submacula (rosales), Pemphigus bursarius (lechugas).

Control: los pulgones de las raíces resultan más difíciles de combatir que los que atacan las hojas, da muy buen resultado incorporar al sustrato una parte de insecticida ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas, puede ser la presentación pura o la que tiene como aditivo una pequeñísima parte de Deltametrina, así como realizar una rotación de cultivos, eficaz para anular la acción de los pulgones que han pasado el invierno en los restos de las plantas de la temporada anterior.

Pulgón de las raíces_Aphis Sambuci

PULGON DEL CEDRO

Síntomas: tanto los tallos como el follaje de los cedros aparecen recubiertos de una densa capa de moho negro (negrilla) que prospera a raíz del mielato producido por los pulgones. Si la infestación es importante las hojas se volverán amarillas y caerán a mediados del verano.

Causa: el pulgón (Cedrobium lapportei) de color marrón grisáceo y hasta 2mm de longitud que se alimenta de savia, forma densas colonias en la base de las hojas entre finales de la primavera y principios del verano

Control: apenas detectada la presencia de pulgones o de moho negro, de debe espolvorear o pulverizar con insecticida ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas.

Pulgón del Cedro

PULGON NEGRO DEL CEREZO

Síntomas: cuando la primavera está por finalizar, las hojas alojadas en los extremos de los tallos se retuercen y en el envés de las mismas se verán espesas colonias de pulgones negros.

También a mediados del verano, muchas de las hojas afectadas tomaran un color marrón y se secaran.

Causa: el pulgón (Myzus cerasi) también se alimenta de savia y pasa el invierno en forma de huevo en los cerezos de fruto y otras especies ornamentales, como Prunus padus y Prunus avium, existen algunas especies de ciruelos que no es común verlas afectadas por estos pulgones.

Control: en el caso de las especies de fruto, se puede pulverizar en invierno con un producto especial como el aceite emulsionante para eliminar los huevos. Desde mediados de la primavera, se deberá examinar los brotes tiernos en busca de pulgones y espolvorear o pulverizar con insecticida ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas antes que el rizado se haga general, las diatomeas actúan en forma física-mecánica y no química como el resto de los insecticidas, entre ellos los sistémicos  que pueden dañar el follaje del cerezo en flor.

Pulgón negro del Cerezo_Myzus cerasi

PULGON DEL CIPRES

Síntomas: los tallos y las acículas de ciertas coníferas, como las especies de Cupressus leylandii, Tuya (thuja) y chamaecyparis lawsoniana, aparecen recubiertos de un moho negro que se desarrolla sobre el rocío meloso segregado por unos pulgones de color negro amarronado y de hasta 4 mm de longitud.

Las infestaciones serias de principios del verano provocan que los vástagos se sequen y que, a mediados de la estación, adquieran un tono marrón amarillento. En el caso de los setos, la parte más perjudicada suele ser la zona de abajo, que contrasta con los brotes tiernos de color verde de la parte superior.

Causa: el pulgón (Cinara cupressi) chupador de savia especialmente activo durante el verano.

Control: se deberán examinar los tallos para poder localizar a estos pulgones desde finales de la primavera en adelante, en el caso de encontrarlos hay que espolvorear o pulverizar con insecticida ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas; para no dejarlos avanzar ya que una vez el follaje empiece a perder color, el proceso es imparable, aunque con el tiempo las plantas afectadas suelen recuperarse. Se puede aplicar a estas últimas un abono orgánico en primavera y mantener la tierra húmeda para que recuperen el vigor

Pulgón del Cipres_Cinara cupressi

PULGON DE LAS CONIFERAS

Síntomas: se verán pulgones de color gris oscuro o marrón de entre 3mm y 6mm de longitud, más grandes que el resto de sus congéneres, se congregan en grandes cantidades, en las ramas, los vástagos y a veces en los troncos de las coníferas. Existen algunas especies más susceptibles de contraer esta plaga, por ej.: el enebro, el ciprés leyland, el pino y la picea.

Las acículas como los tallos se ven impregnados por la conjunción mielato-moho negro segregados por los pulgones entre el final de la primavera y mediados del verano. Las infestaciones serias hacen que las acículas amarilleen y se sequen.

Causa: diversas especies sobre todo el pulgón de los pinos Cinara.

Control: tan solo los ejemplares pequeños y los setos se pueden tratar con eficacia. Pulverizar o espolvorear con insecticida ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas entre mediados y finales de la primavera, antes de que se formen grandes concentraciones.

Pulgón de las Coniferas

PULGON  NEGRO DE LA DALIA

Síntomas: en las hojas y las flores se forman grandes concentraciones de unos pequeños pulgones de color negro o verde oscuro, que también atacan el melón, el pepino, la begonia y a los crisantemos.

Cuando la infestación es de consideración provoca un menor desarrollo de la planta y la muerte prematura de las flores. También, las plantas atacadas aparecen afeadas por la presencia de las pieles desechadas de los pulgones, el rocío meloso que segregan y el moho negro.

Causa: el pulgón Aphis gossypii que se alimenta de savia, este áfido también puede ser portador del virus que provoca el marchitamiento moteado del tomate.

Ataca básicamente a plantas de invernadero, donde permanece activo durante todo el año.

Control: la información según análisis que hoy se maneja, es que este pulgón suele mostrar una gran resistencia ante los pesticidas por lo que los productos químicos al alcance del jardinero aficionado no sirven de mucho. Las empresas que producen estos insecticidas químicos, recomiendan para reducir la población de pulgones, pulverizar a diario toda la planta con un caldo insecticida. En nuestro caso recomendamos espolvorear toda la planta con Insecticida Ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas (no actúa químicamente sino en forma física-mecánica, por eso no crea resistencia) y observar la evolución, una vez erradica esta plaga, entonces pulverizar como método de prevención.

Pulgón negro de la Dalia_Aphis gossypii

PULGON DEL GROSELLERO

Síntomas: las hojas de los extremos de los vástagos se arrugan y presentan unas zonas abultadas que albergan, en el envés, unos pequeños insectos de color amarillo pálido. Las hojas atacadas poseen un color verde/amarillento o bien rojizo, sobre todo en el caso del Grosellero rojo.

Causa: es un pulgón (Cryptomyzus ribis) que también se alimenta de savia, que ataca el follaje entre la formación de las yemas, lo hace a mediados del verano. Cuando crecen sus alas, emigra a las flores silvestres, luego en otoño regresara para depositar los huevos en las matas de los groselleros.

Control: aplicar aceite emulsionante entre principios y mediado del invierno para eliminar los huevos, luego a principios de la primavera pulverizar con Insecticida Ecológico Por Fin como método de prevención.

pulgon negro del habaPulgón del Grosellero_Cryptomyzus ribis

PULGON NEGRO DEL HABA

Síntomas: en el envés de las hojas y en los extremos de los tallos de las habas y en otras plantas como narcisos, alcachofas, amapolas y dalias, aparecen en verano unas densas colonias de insectos negros de hasta 2mm de longitud.

Las plantas atacadas se debilitan y las vainas de las habas nunca llegan a desarrollarse. Esta  misma plaga puede atacar también en primavera a la celinda o falso jazmín y al viburno y hace que las hojas de los extremos de los tallos se doblen

Causa: un pulgón (Aphis fabae) succionador  de savia, transmisor de virus.

Control: se deberá revisar a diario a las plantas susceptibles de resultar infestadas por este pulgón, pulverizar preventivamente con insecticida Ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas.

Pulgón negro del Haba_Aphis fabae

PULGON DEL ROSAL

Síntomas: las hojas más tiernas, así como las yemas florales y los extremos de los tallos, suelen aparecer cubiertos de grandes concentraciones de unos pulgones de color rosa, verde o verde amarillento de entre 2 y 3mm de longitud.

Las infestaciones de consideración detienen el desarrollo de la planta y dan como resultado unas rosas de mala calidad, mostrando manchas sobre los pétalos, al tiempo que las hojas aparecen recubiertas por la melaza segregada por los pulgones, cuyas mudas blancas quedan pegadas también en estas. Por otro lado, el moho negro/fumagina no tarda en hacer acto de presencia.

Causa: son varias las especies de pulgones que pueden darse en los rosales, aunque la más perjudicial puede ser el Macrosiphum rosae, es un insecto que posee muy buena resistencia a los insecticidas comunes (químicos).

Control: a partir del comienzo de la primavera, se deberán controlar las plantas en busca de estos pulgones, si bien tiene enemigos naturales como la crisopa y la mariquita (vaquita de San Antonio) no llegan a controlarlos completamente, por lo tanto hay que recurrir a otros tratamientos y no químicos porque logran resistirlos.

Por lo tanto la mejor manera de controlarlos es con el Insecticida Ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas, debido a que actúa en forma física-mecánica y no química (por contacto), es decir las diatomeas se adhieren a la capa cerosa de este o cualquier otro insecto invertebrado, le seca sus líquidos corporales deshidratandolos por completo.

Pulgón del Rosal

PULGON DE LA RAIZ DEL ROSAL

Síntomas: este pulgón de color marrón oscuro mide entre 3 y 4mm de longitud, succiona la savia de las raíces del rosal, se lo puede detectar en el otoño cuando trepa por el tallo para depositar los huevos, sino es difícil de localizarlo ya que pasa desapercibido.

En un principio son de color marrón pero de a poco van cubriéndose de un reluciente color negro y forman grandes concentraciones en la mitad inferior de los tallos. Las larvas eclosionan a principios de la primavera y al poco tiempo se trasladan para continuar bajo tierra.

Causa: un pulgón de las raíces (Maculolachnus submacula) que apenas tiene consecuencias sobre la sanidad de los rosales atacados, la población de estos insectos puede variar de modo muy llamativo de un año para el otro.

Control: durante la poda se puede retirar gran parte de los huevos, en caso de no ser posible, una vez hayan eclosionado controlarlos con Insecticida Ecológico Por Fin a base de Tierra de Diatomeas, debido a que actúa en forma física-mecánica y no química (por contacto), es decir las diatomeas se adhieren a la capa cerosa de este o cualquier otro insecto invertebrado, le seca sus líquidos corporales deshidratándolos por completo.

Pulgón de la raiz del Rosal

——————–   000   ——————–

TRATAMIENTO CON INSECTICIDA ECOLÓGICO POR FIN 

Se deben realizar varias aplicaciones en el año sobre todo en primavera y verano, tanto por presencia de estos insectos o preventivamente, debido a que los pulgones tienen varias generaciones y se desarrollan con gran velocidad.

Se puede pulverizar (diluir 1 cucharada sopera de insecticida ecológico por litro de agua) la planta desde adentro hacia afuera mojando bien toda la superficie y también toda su base (sobre la tierra). Por intermedio de este método se debe lograr mojar bien el envés de las hojas.

Se puede  espolvorear directamente sobre toda la planta y su base (sobre la tierra), por intermedio de una talquera o insufladora, utilizando una mínima cantidad de producto.

La dosis de Por Fin es variable, dependiendo del estado vegetativo y la superficie foliar total del cultivo.

Recordar que Insecticida ecológico Por Fin no es un veneno, no deja olor desagradable, no es toxico, posee un prolongado efecto residual (más de 6 meses), cuando es aplicado en interiores que no se hallan expuestos a lluvias y “no presenta riesgo alguno para personas, animales y plantas “.

“Por Fin está pensado para conservar la armonía con el medio ambiente”

Elaboró: Eco y Ambiente, venta y distribución: Insecticida Ecológico Por Fin

Para más información sobre el Insecticida Ecológico Por Fin (Tierra de Diatomeas) ingresar en: http://ecoyambiente.com/?page_id=59

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario

Puede usarse dentro de la casa, en la cocina, baños, entretechos, alfombras, etc. — Por Fin Insecticida en el Hogar
Puede usarse en plantas, flores, césped, frutales y en la huerta familiar. — Por Fin Insecticida en Jardines y Huertas
Por el exclusivo modo de acción físico – mecánico de las diatomeas, se obtiene la máxima eficacia en el control de plagas en explotaciones frutihortícolas comerciales. — Diatomea PF-DH en la Producción Frutihorticola
La Tierra de Diatomea al 100% se aplica directamente en polvo sobre granos y alimentos embolsados protegiendolos de las afectaciones exteriores de los insectos. — Diatomea Por Fin (Diatomea 100%) sobre Granos, Alimentos y Alimentos Envasados.
La tierra de Diatomea al 100% controla los insectos que se encuentran en grietas, entre chapas, desechos de granos en depositos, galpones, etc. — Diatomea Por Fin (Diatomea 100%) en Tratamiento de Instalaciones
© 2015 de Eco y Ambiente - Todos los derechos reservados.
Esplash - Diseño, Desarrollo y Comunicación